El espectáculo majestuoso de la Paredes de Pineta sobre los doce kilómetros del valle, ofrece en la umbría muros estriados donde los estratos se apilan de forma de forma desordenada sólo en apariencia. En la solana, bosques y praderas de formas mucho más suaves y apacibles. Más arriba el altiplano de Marboré, a los pies del gigante del macizo y su glaciar, recoge morrenas y da vida al río Cinca.

  • Pista de La Larri, de acceso restringido, desde las inmediaciones del Parador Nacional de Pineta circunrodea la parte inferior del circo de Pineta.
  • Cascada de Pineta
  • Balcón de Pineta y Lago de Marboré: Parte superior del circo de Pineta, situada bajo la cara norte y gélida del Monte Perdido, sobre la que descansan las aguas del lago de Marboré o de Tucarroya. De difícil y peligroso acceso durante la época invernal.
  • Collado de Añisclo: Collado que desde el valle de Pineta da paso al Cañón de Añisclo, atravesando el macizo de Monte Perdido por el sector occidental de la sierra de las Tucas.